Seleccionar página

Actividades desarrollar para mejorar la conducta en preescolar

¿CÓMO FAVORECER LA AUTORREGULACIÓN EMOCIONAL DESDE PREESCOLAR?

A través de estudios de neurociencia podemos conocer la manera en que el cerebro humano funciona, entender que cada actividad que desempeñamos de manera cotidiana, activa partes distintas de nuestro cerebro.

Constitución de nuestro cerebro:

  • Cerebro que piensa (neocórtex): donde se origina la mayor parte del aprendizaje, es nuestra parte racional.

 

  • Cerebro que siente (sistema límbico): Aquí se originan las emociones y una parte de la memoria. Esas emociones son dirigidas hacia el comportamiento.

 

  • Cerebro que actúa (tronco cerebral): envía mensajes al neocórtex a través del sistema límbico, se pone en marcha en estados de alerta.

Aun cuando de manera estructural se encuentren en distintas zonas, se ha demostrado que, las emociones y la cognición, tienen una vinculación directa; considerándose al sistema límbico como el botón de encendido del aprendizaje.

Entonces, el primer condicionante del aprendizaje es el estado emocional, por esto, trabajar educación emocional no sólo resulta de gran importancia, sino que es la clave para el aprendizaje.

Por ello, este artículo te brinda algunas sugerencias para trabajar este aspecto con tus alumnos o hijos en edad preescolar, mediante actividades lúdicas sencillas que puedes adaptar, complementar o modificar de acuerdo con las características que observas y conoces de los niños con los que vayas a aplicarlas.

Actividades para mejorar las conducta en niños de preescolar. (Control de conducta)

El experimento de la golosina:

Consiste en ofrecer al niño un plato con un bombón u otra golosina de su agrado, decirle que si quiere sólo esa o dos.

Evidentemente, elegirá dos golosinas, le dices que para podérselas entregar irás a buscar la segunda golosina y que debe esperar a que tu regreses sin comerse la que ya tiene al frente.

Puede aplicarse este ejercicio con lapsos de tiempo cada vez más extensos y circunstancias variadas.

Con este ejercicio estarás incrementando sus niveles de tolerancia, aplazando la obtención de recompensas instantáneas, te sugiero investigar sobre este experimento, los resultados a futuro de los niños que han superado esta prueba te harán aplicarlo enseguida.

Creación de un ideario grupal con fotos:

En una pared del aula o de tu casa colocas la foto de cada niño para que de forma individual o con tu ayuda identifiquen características positivas que los caracterizan, las escribes en tarjetas y las pegas alrededor, se irá incrementando con lo que vaya identificando de sí mismo.

(Siempre estoy dispuesto a ayudar, me agrada ser ordenado, etc.).

Estas ideas de sí mismo favorecen su autoconcepto y autoestima, la seguridad lograda favorecerá emociones positivas expresadas correctamente.

Reto del día:

De acuerdo con las áreas de oportunidad o debilidades que deseas trabajar con tus niños eliges un reto que deben cumplir quizá al entrar al salón, para salir a recreo o antes de irse a casa.

Es decir, hoy todos deben construir un puente. Cada niño puede elegir materiales y estrategia a seguir para lograrlo.

Tú estás cerca para retroalimentar, motivar y evitar reacciones no adecuadas con sugerencias cuando es necesario.

Con estos ejercicios adquieren perseverancia y tolerancia.

Actividades grupales

Juegos para convivir:

En un espacio amplio todos se mueven libremente a una señal determinada previamente deben elegir un compañero con el que van a ejecutar actividades diversas como girar del brazo, contarse un chiste, jugar piedra, papel o tijeras, etc.

De forma que sepa que todos tenemos cosas en común, podemos ser buenos amigos o divertirnos con otros con lo que no nos hemos dado la oportunidad de conocer mejor.

Los cómplices:

Explicar a los niños el significado de esta palabra y su función para la actividad.

A lo largo del día plantear situaciones con apoyo de algunos niños que serán cómplices para ver la reacción de otros ante situaciones cotidianas que puedan alterar la dinámica o interacción.

Un niño quita material a otro sin pedirlo, alguien que hace muecas a otro, etc.

Observar la respuesta de los niños, analizarla en asamblea para reflexionar sobre las respuestas positivas y negativas.

Plantear entre todos alternativas varias para que las retomen en situaciones similares.

Cuentos:

Existen muchos cuentos que ayudan a los alumnos a conceptualizar emociones o que brindan sugerencias para regularlas algunos son: “vaya rabieta”, para conocer la furia de ahí puedes tomar la idea para tener un cofre donde los niños guarden emociones negativas cuando sea necesario.

“Las emociones de Nacho”, conocer y comprender las diferentes emociones según las reacciones del personaje.

Actividades de ayuda emocional.

Tarjetas de ayuda emocional:

Crear tarjetas con dibujos de emociones y alternativas de actividades para realizar en cada caso para que cuando los pequeños nos digan que están tristes, enojados, temerosos, tengan una opción para superarla.

Ej. cuando te sientas temeroso….abraza a alguien que te haga sentir tranquilidad.

Cuando te sientas enojado… respira profundamente, etc.

Respondemos con paletas de colores:

Elaborar 3 círculos de cartulina de diferente color, con una imagen y con las leyendas siguientes: “no me gusta”, “no quiero”, “me desagrada”, se pegará un palo de madera en un extremo para que sea sujetada.

Primero los niños deben estar familiarizados con cada paleta para identificarlas completamente y responder con la verdad.

Les planteas una situación o pregunta (si alguien me invita a jugar futbol, respondo…. Si mamá me dice que comeré brócoli lo que pienso es…. Ellos levantan la paleta con la que mejor pueden responder según lo sientan.

Pedir que argumenten su respuesta.

Esto ayudará a conceptualizar sus sentimientos, explicar lo que experimentan y comprender sus causas.

La sábana:

Cuando una emoción de verdad sobrepasa a un pequeño podemos invitarlo a cubrirse con una sábana y que permanezca ahí hasta que dicha emoción se haya modificado, es una especie de tiempo fuera sin distractores.

Reconociendo a otros:

Formar un círculo con todos los participantes con los ojos cubiertos.

Elegir a un niño, mencionar características de él para que los demás a partir de ellas adivinen de quién se trata.

Si no lo consiguen el mismo pequeño dirá una cualidad suya, por la voz los niños podrán reconocerlo más fácilmente pero el niño asimila sus virtudes, las identifica y las valora.

Despedida

Deseo que estas actividades te resulten benéficas con los pequeños de tu vida, ya sea en la escuela o en tu casa, no olvides la importancia de la constancia si en verdad deseas que los resultados sean visibles día a día.

Espero puedas compartirme un poco de tus resultados y seguir este camino de aprendizaje juntos.

Autor: Leticia Temoltzin

Artículos Relacionados

Estrategias para promover la autoregulación en niños de preescolar 

Perfil de una Maestra de Preescolar

Perfil de una Maestra de Preescolar

El rol que se juega en el aula es de verdad extenso, ya que cada niño tiene necesidades diferentes de aprendizaje, además de velar por su seguridad y bienestar, dirigen y coordinan actividades para estimular su desarrollo intelectual y físico, así como el crecimiento emocional.

¡Suscríbete!

Estoy segura que te encantará estar enterada de los nuevos lanzamientos que tendremos en todo el 2020, promociones especiales, descuentos y también de los nuevos artículos que redactan Profesionales en el ámbito Educativo. (nada se spam, sólo apartaremos valor a tu vida).

Abrir chat
1
WhatsClaus
¡Hola! Bienvenida a Moda Claus.
Estamos en línea para apoyarte en cualquier duda que tengas.🙂