LA EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL

LA EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL

Actualmente, los cambios constantes que ocurren en la sociedad, han contribuido a que se conceda cada vez mayor importancia a aspectos de orden humanista, incluyendo el ámbito educativo propuesto en el nuevo modelo educativo, que si bien, va a sufrir modificaciones como consecuencia de los cambios políticos y sociales de nuestro país, y es por esto que la enseñanza socioemocional será el tema de este articulo.

Estoy convencida que la prioridad a dicha visión humanista prevalecerá, ya que es un enfoque global, aplicado en programas a nivel mundial, toda vez que se ha estudiado la necesidad de que el ser humano, desde la edad temprana, se vea inmerso en un ambiente de valores que le den la posibilidad de acrecentar la dignidad humana, desenvolverse en ambientes de igualdad, enfocándose a la justicia social entendiendo, respetando y sobre todo, valorando la diversidad cultural y social que nos rodea.

¿Qué es la Enseñanza Socioemocional?

De forma sencilla y clara, puede entenderse que es cuando los niños y niñas integran a su vida valores, actitudes y habilidades para comprender y manejar sus emociones, de tal forma que, puedan construir una identidad personal que les da la posibilidad de mostrar atención, tener confianza en sí mismos, relacionarse asertivamente con otros, tomar decisiones y ser responsables.

La forma en que se demuestran los avances de la enseñanza socioemocional en esta área del desarrollo humano, es cuando conseguimos generar ambientes afectivos positivos que, logran un control de nuestras conductas impulsivas ya que hacemos conscientes nuestros pensamientos y emociones para que nuestro comportamiento sea dominado.  Conseguirlo implica un trabajo constante y permanente con el lóbulo frontal, ya que es el encargado de la meta cognición.

Alcanzar que los niños y niñas de educación preescolar consigan mostrar una autorregulación como sugiere el programa actual, no es imposible; demanda que deban aprender a modular sus impulsos ante situaciones de conflicto, para ello deberán saber manejar de forma precisa su frustración incrementando de manera paulatina sus niveles de tolerancia, lo que conlleva a que los adultos debemos aprender a aplazar la entrega de recompensas de forma inmediata, alentar su perseverancia por medio de la motivación constante y plantearle retos de diversa complejidad que puedan afrontar de forma pacífica.  Sólo de esta forma estaremos cultivando la verdadera autorregulación en los niños y conseguiremos formar personas reflexivas, capaces de escuchar a otros de forma respetuosa y tolerante, con mayores niveles de empatía.

Sólo con actividades cercanas a la realidad podemos trasladar estos aprendizajes que ayuden a los pequeños a expresar sus emociones de forma efectiva, regular dichas emociones expresándolas sin afectar a otros, además de que aprenderán a autogenerarse emociones de bienestar que les ayuden a superar situaciones conflictivas. Es importante la expresión de todas nuestras emociones, de lo contrario estaremos acercando a los niños a niveles de neurosis. Por ello, debemos permitir y enseñar con ejemplos claros: no me gusta, me desagrada, no quiero.

Entonces, debe precisarse que, las emociones son:

  • Elementos fisiológicos, cognitivos y socioculturales
  • De tipo consciente e inconsciente
  • Son aprendidas y moduladas por el entorno sociocultural
  • Su función es causar una respuesta adaptativa a través de sensaciones positivas o negativas.

Existen emociones básicas y secundarias, a estas últimas las denominamos sentimientos.

LOS CINCO PASOS ESENCIALES DE LA EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL

En resumen; los cinco pasos esenciales que demuestran la presencia
de la autorregulación de emociones son los siguientes:

  1. Comprender lo que siento
  2. Dar sentido a lo que siento por medio de una organización mental.
  3. Controlarlo.
  4. Emitir una respuesta efectiva acorde a la emoción.
  5. Aprender a identificar emociones en otros para comprender sus respuestas.

De manera general, las emociones se dividen en estadios, el primer nivel protege el yo, el segundo permite expresarlas para modificarlas y el tercer estadio es de difícil control y generalmente llega afectar a los demás. Debemos lograr que no lleguemos a dicho estadio.

Ejemplo: 
Estadio 1——Molestia

Estadio 2——Enojo

Estadio 3 —–Ira o furia

Es decir, el enojo sí está permitido y debo aprender a manifestarlo, pero no debo permitir que se convierta o llegue a la ira o furia, pues se encuentran en el estadio tres y no lograré controlar impulsos negativos tan fácilmente, es probable que haga o diga cosas que dañen a personas que quiero y luego vendrá el arrepentimiento, es mejor dominarlo, autorregularse.

Mtra. Leticia Temoltzin

Categorias: TIPS DE ENSEÑANZA

Los Adultos necesitan pensar en los Niños y Niñas

Los Adultos necesitan pensar en los Niños y Niñas

 

LOS ADULTOS NECESITAN PENSAR EN LAS NIÑAS Y NIÑOS

¡Hola! Soy Docente, Profesora María del Carmen Ortíz Joaquín, he laborado en maternal,  nivel preescolar y  en nivel primaria y he tenido la oportunidad de impartir clases de 1° a 6°. No soy una escritora profesional, la única intención es  hacer aportaciones que sean de ayuda a padres de familia, o a quién pueda serle útil, ya que la educación de niñas y niños es una gran tarea para padres de familia.

Me gusta escribir sobre cosas que me apasionan, amo la docencia, necesito prepárame mucho más, y comprender mucho más dónde estoy parada, ¿qué responsabilidades tengo y corresponsabilidades?, ¿Qué aportaciones puedo hacer?

Sin otro afán, más que el de reflexionar, analizar y comprender qué necesitan los niños para  crecer lo más amados posible, de una manera integral.

Como punto de partida, iniciaremos con una pregunta que considero crucial, para entender un poco más la vida de los niños y jóvenes de los cuales nos hacemos cargo varias horas, como responsables en un horario escolar, y que la mayoría de los maestros/as nos preocupamos por ellos y sus diferentes contextos, que es vital para comprenderlos.

Para este primer punto, solicité el apoyo de una Psicoterapeuta, María de los Ángeles Alcázar, la cual, le hice la siguiente pregunta:

¿Cómo repercute en la vida de un niño y niña

el que no sea concebido con amor?

“El contexto en que se desarrolla la gestación en los niños es importante en su desarrollo de adultez, de igual forma no podemos descartar la nutrición, los cuidados y el cómo han vivido los ancestros, ya que es así como se definen el desarrollo de la persona” (sic).

 Señala Thomas Verny (2016) que:

Los estudios clínicos han evidenciado cómo la vida de los padres antes de la concepción marca el futuro del individuo, porque la comida, la droga, el estrés afectará la salud de los niños hasta la de los nietos, añade también que los niños que no reciben un nombre al nacer tienen una mortalidad más elevada.

Por ello, que las experiencias pre y postnatal determina ciertas manifestaciones biológicas y psicológicas como condiciones médicas, reacciones al estrés, el tipo de personalidad y la habilidad para relacionarse con otros.

Dentro de la teoría holística, longitudinal y contextual muestra como la prevención primaria de desórdenes psicológicos comienza en el útero, ya que la mujer no es una incubadora, sino participante activo en la formación de la criatura que está por nacer, o dicho en otros términos en un ser humano que, ante todo, siente lo que pasa afuera y sobre todo lo que siente y percibe la madre.

Así es como se recomienda que los padres generen y trabajen por el apego y la crianza de los bebés, así podrán llevar al máximo la adquisición de actividades emocionales-cognitivas adecuadas y sanas.

RECOMENDACIONES PARA QUE LOS PADRES GENEREN

MAYOR APEGO EN LOS NIÑOS Y NIÑAS

Por  ejemplo:

  1. Jugar con sus hijos, leerles cuentos e historias antes de dormir..
  2. Involucrarse en sus estudios, compartir actividades escolares.
  3. Mayor demostración de afectos entre los mismos padres y de éstos, hacia sus hijos.
  4. Promover comer juntos en la misma mesa sin distractores externos (mínimamente en fines de semana).
  5. Evitar abusar de los teléfonos celulares y el uso de la tecnología cuando se esté conviviendo en familia.

 ¡Muchas gracias por su atención, gracias por leerlo!

Mtra.María del Carmen Ortíz Joaquín

La importancia de la familia en la educación de los niños. 

La importancia de la familia en la educación de los niños. 

La función familiar en la educación de niños y niñas.

En la sociedad actual, los niños en edad preescolar pueden llegar a tener gustos y preferencias que contravengan los intereses de los Padres de Familia y de la Escuela. Un ejemplo que refiere al interés de los padres, es buscar una escuela que satisfaga su necesidad: educar al hijo. Pero educar, no es sinónimo de darle la responsabilidad a la escuela a que le proporcione contenidos y le fomente valores, se cree que es mucho más que eso, y que la primera forma de educar al hijo, empieza en casa;

sin embargo, este artículo se enfoca en las consecuencias que traen consigo algunas prácticas comunes de educación de los niños en casa, que al padre o madre de familia por distintas circunstancias puede convenirle, pero como resultado se afecta el desempeño de los niños en los diferentes campos de formación y áreas de aprendizaje.

¿En qué afecta que los niños y niñas usen la tecnología como medio de distracción?

Uno de los intereses de los niños, basado en lo que observan cotidianamente las educadoras, se ha relacionado con el uso de celulares y tabletas; los niños/as quieren que el adulto les proporcionen los teléfonos celulares y las tabletas para ver por horas videos y jugar aplicaciones que en su mayoría suelen contener violencia, si no les he proporcionado hacen berrinches,  por lo que el padre de familia o tutor pudiera actuar de dos formas: uno proporcionárselo para  que no le dé problema y continúe realizando sus quehaceres y dos negárselo a efecto de platicar con el niño y negociar con él o ella.

Lo anterior es expuesto sin afán de generalizar que suceda en todas las familias, y en todas los jardines de niños, pero sí, han llegado a presentarse en contextos familiares donde los padres y madres de familia son jóvenes, además trabajan jornadas de trabajo extensas, por lo que los niños permanecen al cuidado de distintas personas o de otros miembros de la familia y en consecuencia, valores como la disciplina y el respeto hacia otros se debilitan.

La hipótesis es fundada por distintas conversaciones que se sostienen entre madres, padres de familia, tutores y docentes al finalizar las reuniones escolares, espacio donde se exponen logros de los aprendizajes de los niños, dificultades que presentan los alumnos y las sugerencias que las educadoras ofrecen a los padres/madres y/o tutores asistentes, por lo que la pregunta frecuente es:

¿Cómo se porta mi hijo?

¿Por qué aquí no pone atención, si en casa sí me hace caso?”

 


En este sentido, los retos que enfrentan las educadoras como resultado de que los niños vean por horas videos y jugar aplicaciones que en su mayoría suelen contener violencia, es en primer lugar, contar en las aulas con alumnos que no se concentren en las consignas para realizar tareas escolares, dos, alumnos que actúan infringiendo los acuerdos de convivencia en el aula, deambulan por todo el salón, toman pertenencias que no son suyas, golpean “jugando” a sus compañeros y gritan cuando se les llama a que controlen sus emociones de enojo y  frustración.

Emanado de esta situación, la educadora en un afán de buscar respuesta al problema, se pregunta ¿Qué es lo que está pasando en casa?  Pues contar con uno o más de dos niños que muestren actitudes inapropiadas puede que la educadora pierda el control total de su grupo a pesar de haber trabajado estrategias de comunicación relacionada con la construcción de ambientes familiares de respeto.

¿Perder el control total del grupo?

Cuando se expone “perder el control total del grupo” se alude a que la educadora en un grupo mayor de veinticinco niños, tiene que observar y registrar las necesidades e intereses de cada uno, observar sus logros y dificultades y evitar que entre los niños se violenten.

Cabe puntualizar que desde hace algunas décadas la configuración de las familias ha estado cambiando notablemente, las cuales han afectado su implicación y participación en la escuela. Sin duda es un problema. Sin embargo, se puede ayudar como Educador a las familias a que ACEPTEN las condiciones en las que viven, y que a pesar de esas condiciones, pueden lograr hacer que sus hijos sean personas que aporten a la comunidad, respondiendo a la pregunta común que hacen los padres de familia,¿Cómo se porta mi hijo? ¿Por qué aquí no pone atención, si en casa si me hace caso?”. Redding (2002), menciona que algunas familias por presentar las condiciones de vida señaladas, están muy presionadas por las demandas de la vida diaria y relegada por instituciones sociales como la escuela y tienen acceso a pocos modelos en los que puedan observar prácticas adecuadas de crianza. Por lo que estas familias, necesitan que se les faciliten algunas experiencias positivas con la escuela.

Claves de éxito para para la educación de los niños

Una de las sugerencias que con mayor éxito han tenido las educadoras cuyos padres de familia y alumnos presentan las características citadas han sido las siguientes: dialogar con los padres, madres o tutores de alumnos que presentan conductas inapropiadas en la escuela. En las escuelas se focalizan a los alumnos que requieren mayor atención, por ende, como ESCUELA construyen estrategias de comunicación siendo una de ellas citar a los padres, madres o tutores para proporcionales una guía breve para padres con la finalidad de que colaboren con la escuela desde su espacio, el hogar, al desarrollo integral de sus hijos.

En esta guía se mencionan recomendaciones generales como:

  • Proporcionar un modo de vida ordenado.  
  • Organizar sus horarios y estableciendo periodos para jugar.
  • Divertirse y hacer ejercicio.
  • Evitar la crítica en el ambiente familiar.
  • Analicen qué hay dentro de la familia.
  • Qué puede no ser saludable e intentar cambiarlo, entre otras; también se da cuenta de algunos juegos que pueden realizar con sus hijos: armar legos, juegos de memoria, rompecabezas, entre otros.

Por otra parte, considerar la estrategia de negociar es igual a tú ganas y yo gano, en el aula, contribuiría en favorecer  una habilidad asociada a la dimensión socioemocional; inclusión, donde los alumnos puedan convivir, jugar y trabajar entre pares ofreciendo ayuda  a quien lo necesite.

Esto es un recorte de una realidad, que posiblemente sea parte de experiencias que han vivido distintas familias, la intención se enfoca, en aportar parte de las medidas que utiliza un jardín de niños para solucionar conflictos en el aula y en la escuela, suscitados por niños que presentan actitudes inapropiadas en la escuela.  Pero, aún hay mucho por hacer, educadoras y padres, madres de familia o tutores, no deben rendirse, rendirse significaría haber fracasado en el intento, por hacer de los futuros ciudadanos hombres y mujeres de bien.

 

ENSEÑANZA PERSONALIZADA  / CONVERSACIÓN CON PADRES   / DIRECTIVO/ GUIA BREVE PARA PADRES

 

MTRA. MARIA TERESA  DE JESUS HERNANDEZ MENDOZA

S Redding – 2002 – eoepzamora.centros.educa.jcyl.es

 

Pin It on Pinterest