COMO ENSEÑAR A UN NIÑO A LEER

COMO ENSEÑAR A UN NIÑO A LEER

¿CÓmo una educadora puede enseñar a un niño a leer?

La lectura en preescolar

Una de las grandes preocupaciones y temores que tienen los padres de familia con hijos de nivel preescolar es: ¿cómo enseñar a un niño a leer en sus etapa preescolar?

¿A qué edad debe comenzar a leer mi hijo?

¿Cuál es el método más adecuado?

¿Cómo apoyo a la maestra para iniciar a mi hijo en la lectura?

¿Cómo enseñar a un niño a leer?

¿Qué juegos de preescolar le brindo a mi hijo para aprender a leer y escribir?

Muchos son los cuestionamientos acerca de este tema tan importante, puesto que, en los primeros 4 años de la vida del niño, el ambiente familiar, propició el desarrollo de su lenguaje al grado de poder comunicarse con las personas de su entorno de forma muy natural, pero ¿cómo podría aprender a leer de la misma forma, sin estar todo el tiempo repitiendo y frustrando a mi hijo acerca de la lectura?

Ahora bien, el programa de educación preescolar nos marca lo siguiente:

“Se pretende la aproximación de los niños a la lectura y la escritura a partir de la exploración y producción de textos escritos como acercamiento a la cultura escrita…de ninguna manera se espera que los niños egresen de este nivel leyendo y escribiendo de manera convencional y autónoma; estos son logros que se espera que los niños consoliden hacia segundo grado de educación primaria” (PEP 2018).

Las maestras frente a grupo brindan dicha información a los padres de familia, para darles un poco de tranquilidad, además de crear estrategias de apoyo en casa.
El padre de familia puede aportar brindando juegos de preescolar para que aprenda a leer el niño de manera pausada.

Sin embargo, a pesar de dicha información algunos padres de familia comienzan a ocupar herramientas que implementaron sus propios padres para iniciarlos en la lectura y escritura, es entonces, que comienzan a pasar horas por las tardes insistiendo con algún método de lectura en casa, ya sea el método fonético o silábico.

La sobrecarga de enseñar
a un niño a leer.

Sucede que muchos de esos alumnos que realizan este tipo de tareas en casa comienzan a quedar sin ganas de acudir a la escuela, no desean hacer algún tipo de registro de las actividades, en ocasiones tienen regresiones y dejan de realizar su nombre o simplemente optan por no tomar crayones o lápices que implique hacer algún tipo de grafía, dibujo, etc.

En la misma medida existen docentes (yo fui una de ellas) que pasan tiempo con los alumnos repitiendo una y otra vez letras, silabas, escribiendo y tratando de que consoliden la lectura y escritura, incrementando el síntoma.

Es una preocupación generalizada de ambas partes. Y bueno, cualquiera que fuera la motivación para que docentes y padres de familia realicen estas acciones, este nubarrón estaba presente cada ciclo escolar.

Entonces, al paso del tiempo me sentía a la deriva sobre este tema y me preguntaba ¿Cómo puedo brindar una mejor orientación acerca del desarrollo del niño con los padres de familia? ¿será bueno enseñarlos a leer a temprana edad? ¿enseño el método que aprendí de alguien no especializado? ¿Cuál es el mejor método de enseñanza de la lectura?           ¿Qué juegos puedo aplicar para aprender a leer y escribir?

Debo confesar que nunca me sentí realmente segura de llevar a cabo uno de los métodos antes mencionados, aunque en mis inicios como maestra preescolar implementé una combinación de fonético con silábico, el cual me enseñó la dueña de la escuela donde laboraba en ese entonces, aunque solo lo realicé en una sola generación, me parecía aburrido y muy tedioso descomponiendo el lenguaje cada día en sílabas y sonidos.

La búsqueda de la respuesta tardó en llegar hasta que en una ocasión una colega me compartió información acerca de un método de lectura, en el cual se daría un curso presencial en la Ciudad de México, leí la información y me pareció interesante. Acudí a dicho curso.

Me lleve una grata sorpresa ya que todas aquellas dudas que tenía se despejaron y por fin, por primera vez, a lo largo de mi carrera profesional alguien me abrió una puerta para brindarles oportunidades a mis alumnos.😍😍

El método que la ponente nos dió, tenía todo aquello que como docente de preescolar había soñado😊  ; respeto a mis alumnos con los distintos ritmos de aprendizaje, sin fastidiarlos o repetir una y otra vez como pericos, me daba la oportunidad de realizar todas las actividades pedagógicas y además enseñarles a leer, estaba (y estoy) sorprendida la manera sencilla y práctica que puede llegar a ser. Además de brindar la oportunidad a los padres de participar activamente en el proceso de forma fácil y ocupando poco tiempo. Esta es la combinación perfecta del trabajo en la escuela con el apoyo en casa.

El método sin duda es bondadoso. Es la primera vez que sentí como profesional de la educación una guía llevada de la mano, respondiendo a todos mis cuestionamientos.

Una vez adentrada en el tema y muy dispuesta a implementar el método y antes de comenzar a realizar las primeras actividades con mis alumnos, tuve una reunión previa con los padres de familia para involucrarlos en el proceso.

La gran mayoría se comprometió a llevarlo a cabo. Aunque en principio debo confesar que aún me sentía un poco escéptica. Continué con el proyecto y la meta que me había planteado con el grupo. Me bastó una semana para comprobar todo aquello que la Profesora Elisa Guerra había dicho en el curso y la manera de cómo llevarlo a cabo lo pudiera comprobar con mis propios alumnos.

El método Filadelfia

( Método para enseñar a leer a un niño).

Hasta el momento, es sin duda uno de las mejores cosas que pude encontrar en el ámbito educativo para los niños de preescolar. Además, puedo decir con mucho orgullo que la maestra es mexicana y su especialidad es la educación preescolar.

Debo añadir que este curso que imparte no sólo está dirigido a docentes sino también a padres de familia. Hasta este momento mis alumnos han respondido de forma positiva y satisfactoria, veo resultados tangibles y sorprendentes. Debo añadir que solo soy una docente que comparte su experiencia acerca de las estrategias y nuevos conocimientos que adquiere y que ha sido un resultado en mi salón de clases.

Agradezco tu tiempo para leer este articulo.

Mtra. Jesseca Taboada

Escritora Blog Claus

 

Tu nueva Claus es tan segura, que agregamos un boton de seguridad en la bolsa para que no se escape ningun material de ella.
Podras guarda muchas cosas en la Bolsa exterior, tambien en el interior encontraras 1 Bolsa para Celular y 1 minibolsa para que ahi guardes monedas o bien las llaves de tu aula.

Tu comodidad es lo más importante

Sabemos de lo arduo que es un dia de clases con tus alumnos y que la comodidad en tu atuendo de trabajo es una pieza clave en tu dia.
Por ello TODAS nuestras prendas se AJUSTAN perfectamente a tu cuerpo para hacerte sentir comoda y ligera para realizar todas las tareas con tus peques.

Nos queda muy claro que en un dia de trabajo con los niños suelen tener sus percances con pinturas, pegamento o un sin fin de materiales. Por ello tu Clau´S podras lavarla todos los dias durante el ciclo escolar y jamas perdera su color, tamaño y estampado.

LA EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL

LA EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL

Actualmente, los cambios constantes que ocurren en la sociedad, han contribuido a que se conceda cada vez mayor importancia a aspectos de orden humanista, incluyendo el ámbito educativo propuesto en el nuevo modelo educativo, que si bien, va a sufrir modificaciones como consecuencia de los cambios políticos y sociales de nuestro país, y es por esto que la enseñanza socioemocional será el tema de este articulo.

Estoy convencida que la prioridad a dicha visión humanista prevalecerá, ya que es un enfoque global, aplicado en programas a nivel mundial, toda vez que se ha estudiado la necesidad de que el ser humano, desde la edad temprana, se vea inmerso en un ambiente de valores que le den la posibilidad de acrecentar la dignidad humana, desenvolverse en ambientes de igualdad, enfocándose a la justicia social entendiendo, respetando y sobre todo, valorando la diversidad cultural y social que nos rodea.

¿Qué es la Enseñanza Socioemocional?

De forma sencilla y clara, puede entenderse que es cuando los niños y niñas integran a su vida valores, actitudes y habilidades para comprender y manejar sus emociones, de tal forma que, puedan construir una identidad personal que les da la posibilidad de mostrar atención, tener confianza en sí mismos, relacionarse asertivamente con otros, tomar decisiones y ser responsables.

La forma en que se demuestran los avances de la enseñanza socioemocional en esta área del desarrollo humano, es cuando conseguimos generar ambientes afectivos positivos que, logran un control de nuestras conductas impulsivas ya que hacemos conscientes nuestros pensamientos y emociones para que nuestro comportamiento sea dominado.  Conseguirlo implica un trabajo constante y permanente con el lóbulo frontal, ya que es el encargado de la meta cognición.

Alcanzar que los niños y niñas de educación preescolar consigan mostrar una autorregulación como sugiere el programa actual, no es imposible; demanda que deban aprender a modular sus impulsos ante situaciones de conflicto, para ello deberán saber manejar de forma precisa su frustración incrementando de manera paulatina sus niveles de tolerancia, lo que conlleva a que los adultos debemos aprender a aplazar la entrega de recompensas de forma inmediata, alentar su perseverancia por medio de la motivación constante y plantearle retos de diversa complejidad que puedan afrontar de forma pacífica.  Sólo de esta forma estaremos cultivando la verdadera autorregulación en los niños y conseguiremos formar personas reflexivas, capaces de escuchar a otros de forma respetuosa y tolerante, con mayores niveles de empatía.

Sólo con actividades cercanas a la realidad podemos trasladar estos aprendizajes que ayuden a los pequeños a expresar sus emociones de forma efectiva, regular dichas emociones expresándolas sin afectar a otros, además de que aprenderán a autogenerarse emociones de bienestar que les ayuden a superar situaciones conflictivas. Es importante la expresión de todas nuestras emociones, de lo contrario estaremos acercando a los niños a niveles de neurosis. Por ello, debemos permitir y enseñar con ejemplos claros: no me gusta, me desagrada, no quiero.

Entonces, debe precisarse que, las emociones son:

  • Elementos fisiológicos, cognitivos y socioculturales
  • De tipo consciente e inconsciente
  • Son aprendidas y moduladas por el entorno sociocultural
  • Su función es causar una respuesta adaptativa a través de sensaciones positivas o negativas.

Existen emociones básicas y secundarias, a estas últimas las denominamos sentimientos.

LOS CINCO PASOS ESENCIALES DE LA EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL

En resumen; los cinco pasos esenciales que demuestran la presencia
de la autorregulación de emociones son los siguientes:

  1. Comprender lo que siento
  2. Dar sentido a lo que siento por medio de una organización mental.
  3. Controlarlo.
  4. Emitir una respuesta efectiva acorde a la emoción.
  5. Aprender a identificar emociones en otros para comprender sus respuestas.

De manera general, las emociones se dividen en estadios, el primer nivel protege el yo, el segundo permite expresarlas para modificarlas y el tercer estadio es de difícil control y generalmente llega afectar a los demás. Debemos lograr que no lleguemos a dicho estadio.

Ejemplo: 
Estadio 1——Molestia

Estadio 2——Enojo

Estadio 3 —–Ira o furia

Es decir, el enojo sí está permitido y debo aprender a manifestarlo, pero no debo permitir que se convierta o llegue a la ira o furia, pues se encuentran en el estadio tres y no lograré controlar impulsos negativos tan fácilmente, es probable que haga o diga cosas que dañen a personas que quiero y luego vendrá el arrepentimiento, es mejor dominarlo, autorregularse.

Mtra. Leticia Temoltzin

Categorias: TIPS DE ENSEÑANZA

La importancia de la familia en la educación de los niños. 

La importancia de la familia en la educación de los niños. 

La función familiar en la educación de niños y niñas.

En la sociedad actual, los niños en edad preescolar pueden llegar a tener gustos y preferencias que contravengan los intereses de los Padres de Familia y de la Escuela. Un ejemplo que refiere al interés de los padres, es buscar una escuela que satisfaga su necesidad: educar al hijo. Pero educar, no es sinónimo de darle la responsabilidad a la escuela a que le proporcione contenidos y le fomente valores, se cree que es mucho más que eso, y que la primera forma de educar al hijo, empieza en casa;

sin embargo, este artículo se enfoca en las consecuencias que traen consigo algunas prácticas comunes de educación de los niños en casa, que al padre o madre de familia por distintas circunstancias puede convenirle, pero como resultado se afecta el desempeño de los niños en los diferentes campos de formación y áreas de aprendizaje.

¿En qué afecta que los niños y niñas usen la tecnología como medio de distracción?

Uno de los intereses de los niños, basado en lo que observan cotidianamente las educadoras, se ha relacionado con el uso de celulares y tabletas; los niños/as quieren que el adulto les proporcionen los teléfonos celulares y las tabletas para ver por horas videos y jugar aplicaciones que en su mayoría suelen contener violencia, si no les he proporcionado hacen berrinches,  por lo que el padre de familia o tutor pudiera actuar de dos formas: uno proporcionárselo para  que no le dé problema y continúe realizando sus quehaceres y dos negárselo a efecto de platicar con el niño y negociar con él o ella.

Lo anterior es expuesto sin afán de generalizar que suceda en todas las familias, y en todas los jardines de niños, pero sí, han llegado a presentarse en contextos familiares donde los padres y madres de familia son jóvenes, además trabajan jornadas de trabajo extensas, por lo que los niños permanecen al cuidado de distintas personas o de otros miembros de la familia y en consecuencia, valores como la disciplina y el respeto hacia otros se debilitan.

La hipótesis es fundada por distintas conversaciones que se sostienen entre madres, padres de familia, tutores y docentes al finalizar las reuniones escolares, espacio donde se exponen logros de los aprendizajes de los niños, dificultades que presentan los alumnos y las sugerencias que las educadoras ofrecen a los padres/madres y/o tutores asistentes, por lo que la pregunta frecuente es:

¿Cómo se porta mi hijo?

¿Por qué aquí no pone atención, si en casa sí me hace caso?”

 


En este sentido, los retos que enfrentan las educadoras como resultado de que los niños vean por horas videos y jugar aplicaciones que en su mayoría suelen contener violencia, es en primer lugar, contar en las aulas con alumnos que no se concentren en las consignas para realizar tareas escolares, dos, alumnos que actúan infringiendo los acuerdos de convivencia en el aula, deambulan por todo el salón, toman pertenencias que no son suyas, golpean “jugando” a sus compañeros y gritan cuando se les llama a que controlen sus emociones de enojo y  frustración.

Emanado de esta situación, la educadora en un afán de buscar respuesta al problema, se pregunta ¿Qué es lo que está pasando en casa?  Pues contar con uno o más de dos niños que muestren actitudes inapropiadas puede que la educadora pierda el control total de su grupo a pesar de haber trabajado estrategias de comunicación relacionada con la construcción de ambientes familiares de respeto.

¿Perder el control total del grupo?

Cuando se expone “perder el control total del grupo” se alude a que la educadora en un grupo mayor de veinticinco niños, tiene que observar y registrar las necesidades e intereses de cada uno, observar sus logros y dificultades y evitar que entre los niños se violenten.

Cabe puntualizar que desde hace algunas décadas la configuración de las familias ha estado cambiando notablemente, las cuales han afectado su implicación y participación en la escuela. Sin duda es un problema. Sin embargo, se puede ayudar como Educador a las familias a que ACEPTEN las condiciones en las que viven, y que a pesar de esas condiciones, pueden lograr hacer que sus hijos sean personas que aporten a la comunidad, respondiendo a la pregunta común que hacen los padres de familia,¿Cómo se porta mi hijo? ¿Por qué aquí no pone atención, si en casa si me hace caso?”. Redding (2002), menciona que algunas familias por presentar las condiciones de vida señaladas, están muy presionadas por las demandas de la vida diaria y relegada por instituciones sociales como la escuela y tienen acceso a pocos modelos en los que puedan observar prácticas adecuadas de crianza. Por lo que estas familias, necesitan que se les faciliten algunas experiencias positivas con la escuela.

Claves de éxito para para la educación de los niños

Una de las sugerencias que con mayor éxito han tenido las educadoras cuyos padres de familia y alumnos presentan las características citadas han sido las siguientes: dialogar con los padres, madres o tutores de alumnos que presentan conductas inapropiadas en la escuela. En las escuelas se focalizan a los alumnos que requieren mayor atención, por ende, como ESCUELA construyen estrategias de comunicación siendo una de ellas citar a los padres, madres o tutores para proporcionales una guía breve para padres con la finalidad de que colaboren con la escuela desde su espacio, el hogar, al desarrollo integral de sus hijos.

En esta guía se mencionan recomendaciones generales como:

  • Proporcionar un modo de vida ordenado.  
  • Organizar sus horarios y estableciendo periodos para jugar.
  • Divertirse y hacer ejercicio.
  • Evitar la crítica en el ambiente familiar.
  • Analicen qué hay dentro de la familia.
  • Qué puede no ser saludable e intentar cambiarlo, entre otras; también se da cuenta de algunos juegos que pueden realizar con sus hijos: armar legos, juegos de memoria, rompecabezas, entre otros.

Por otra parte, considerar la estrategia de negociar es igual a tú ganas y yo gano, en el aula, contribuiría en favorecer  una habilidad asociada a la dimensión socioemocional; inclusión, donde los alumnos puedan convivir, jugar y trabajar entre pares ofreciendo ayuda  a quien lo necesite.

Esto es un recorte de una realidad, que posiblemente sea parte de experiencias que han vivido distintas familias, la intención se enfoca, en aportar parte de las medidas que utiliza un jardín de niños para solucionar conflictos en el aula y en la escuela, suscitados por niños que presentan actitudes inapropiadas en la escuela.  Pero, aún hay mucho por hacer, educadoras y padres, madres de familia o tutores, no deben rendirse, rendirse significaría haber fracasado en el intento, por hacer de los futuros ciudadanos hombres y mujeres de bien.

 

ENSEÑANZA PERSONALIZADA  / CONVERSACIÓN CON PADRES   / DIRECTIVO/ GUIA BREVE PARA PADRES

 

MTRA. MARIA TERESA  DE JESUS HERNANDEZ MENDOZA

S Redding – 2002 – eoepzamora.centros.educa.jcyl.es

 

Pin It on Pinterest