Educación Especial

Educación Especial

Los niños de Educación Especial no necesitan compasión

Los niños con necesidades educativas especiales no necesitan compasión, necesitan otras actitudes ante ellos, seguro que cualquier persona puede darle: naturalidad, cariño y comprensión. A nadie le gusta que otra persona lo examine con una mirada compasiva.

Una mirada compasiva puede darse con toda la buena intención del mundo, pero en realidad puede estigmatizar y desvalorizar a la persona que tiene delante. Cuando nos miran con compasión por un defecto físico, por una situación económica dura o por habernos equivocado, nos sentimos peor; pensamos qué habremos hecho tan mal para causar esa lástima.

El niño y su familia pasan por un sinfín de situaciones estresantes que pueden serlo menos si perciben a su alrededor un buen apoyo social de calidad, en el que se sientan arropados y comprendidos. A continuación describiré algunas de las situaciones por las que estas familias y los niños atraviesan para desarrollar una actitud empática y adecuada hacia ellos.

1.- Los niños con necesidades especiales tienen mucho que enseñarnos. Son campeones que luchan por poder superar muy lentamente todas las dificultades que tienen y lo hacen casi sin quejarse, con una sonrisa en sus labios.

2.- A veces sus sentimientos son tan intensos que nos estremecen, pero los que lo rodean tienen que darle una imagen de positividad, de que están con él ayudándolo en su pequeño reto diario, ya sea su familia, escuela y el medio social en el que está inmerso.

3.- Los niños con necesidades especiales te abren el corazón y no se guardan nada para ellos. Son puro sentimiento en un cuerpo que quizás no les responda en su totalidad. Son agradecidos, tremendamente cariñosos, juzgan con los ojos del amor y su silencio no es incómodo. Es el silencio de la calma y de su reflexión que también es nuestra.

4.- Muchas veces visitan más hospitales y centros de rehabilitación en unos meses que una persona común en toda la vida. Ellos no se merecen una mirada de compasión porque no hay nada por lo que compadecerlos. Nos dan una lección de lucha y vida en todo momento. Pura y bella, incalculablemente sanadora.

“Parte del problema con la palabra “discapacidad” es que sugiere una inhabilidad para ver, escuchar, andar o hacer cosas que muchos de nosotros damos por sentado. Pero ¿Qué ocurre con la gente que no puede sentir, hablar de sus sentimientos, controlar sus sentimientos, establecer relaciones cercanas, realizarse, gente que ha perdido la esperanza, que viven en la desgracia y la amargura? Para mí, esas son las discapacidades reales.”

-Fred Rogers-

¿Qué es para la sociedad la discapacidad?

Si buscamos la definición de discapacidad en el diccionario nos dice que la discapacidad “El término discapacidad se origina en el latín. Está formado por el prefijo dis- (no) más el sustantivo capacitas, capacitatis cuyo significado es capacidad o cualidad de lo capaz. Éste es capax, capacis (capaz, espacioso, ancho, digno, apto) adjetivo que se deriva del verbo capio, capere, cepi, captum que significa tomar, recoger. Por tanto se puede considerar como su concepto original la cualidad de no ser capaz o no estar preparado.”

Cuando leo esto me quedo pensando bastante… ¿Quién fue el listo o la lista que se coronó de gloria poniendo esa definición? Según yo lo veo, el problema de la sociedad es ver que una persona está limitada para hacer algo, y pienso… ¿No será la sociedad la que no está preparada para ver que las personas podemos hacer lo que queramos a nuestra manera?

LA DISCAPACIDAD LIBRE DE PREJUICIOS

Discriminación de discapacidad

Hay personas que no hablan, y tiene la gran capacidad de comunicarse con sus manos, o con sus ojos o son sus piernas. Es decir tiene una capacidad increíble que no se valora, ¿Cuantas personas podemos decir tengo esta capacidad de comunicarme tan especial y única?

Hay personas que no pueden caminar, pero son capaces de mover el mundo que les rodea, ¿Eres capaz tú de hacer eso caminando?

Hay personas que no ven, pero son capaces de pintar la vida de color con sus palabras ¿Eres capaz de hacer tu lo mismo viendo?

Hay personas que no se sienten aceptadas en la sociedad por su condición y no es visible, ejemplo personas autistas, a mi parecer son personas realmente increíbles, tienen una capacidad mental fuera de lo común y eso los hace extraordinarios. Sin embargo la sociedad los aísla y los menosprecia… algo inconcebible para mí.

Hay muchas personas que tienen capacidades grandísimas y no se les valora. Yo tengo la gran suerte de tener la habilidad de ver a través de las personas, de ver más allá de los límites, de buscar una vía de escape siempre. Mi habilidad se puede adquirir y no cuesta trabajo, educando a nuestros menores desde pequeños conseguiremos una sociedad mucho más limpia de prejuicios, mucho más solidaria y mucho más inteligente capaz de ver que una silla de ruedas, unas gafas, una persona sorda o ciega, o con capacidades intelectuales diferentes, son muy capaces de hacer mucho y más de lo que creemos.

Eduquemos en el respeto, y a decir siempre tres palabras muy importantes en la vida que nos abrirán muchas puertas y harán un mundo mejor: PERDÓN, POR FAVOR Y GRACIAS.

Autor: Lic. En Educación Especial, Delia Jiménez Romero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

× ¡Whats Clau´S!