elizabeth vargas ocampo

docente frente a grupo

Mi biografía

Mi nombre es Elizabeth Vargas Ocampo tengo 43 años de edad, soy la tercera y única mujer de cuatro hermanos, de un matrimonio sólido, soy originaria de la Ciudad de México (CDMX), donde actualmente vivo en la delegación Xochimilco con mi familia que está integrada por mi esposo Gerardo Mancera y mis dos hijas Fátima Ilian de 16 años de edad e Ilse Yamile de 7 años, tengo 12 años de servicio en el nivel preescolar del sistema particular.

Actualmente, laboro en el Colegio Elena Garro desde hace cinco años a la fecha anteriormente estuve en un Centro de Educación Infantil Xochimilco XII, pertenecía al sistema de educación inicial  y dos años en CAID “Tonatiuh” del sistema de centros de desarrollo infantil del DIF, pero por salud en mi primer embarazo tuve que retirarme, mis inicios como docente fueros dentro de un trabajo muy tradicionalista donde se le permitía jugar al niño pero la forma de enseñar era de manera dirigida y disciplinada.

Al reincorporarme nuevamente al trabajo compartí mis experiencias, para apoyar a mis compañeras, y crear un mejor ambiente del mismo, por qué deseaba mejorar mi práctica educativa y tener mejores herramientas para ser una mejor persona en todos los aspectos, aunque al inicio me costó trabajo adaptar mis actividades por que estas las considero eran muy tradicionalistas.

Estudié solo el bachillerato Técnico en Administración Turística, trabajé dos años en SECTUR en el programa de visitas escolares (el cual era un programa que se dedicaba a llevar a niños de escuelas públicas a conocer su ciudad), donde me di cuenta de que me gustaba el trabajo con los niños de diferentes grados a pesar que solo era por un día en diferentes contextos, por lo que decidí estudiar asistente educativo.

Comparto mi inicio en la docencia y los factores que me impulsaron a esta práctica. Inicié en el año 1998, como guía escolar coordinando los grupos de escuelas que realizaban alguna visita extraescolar y me di cuenta de que tenía habilidad para dirigir un grupo y que me gustaba trabajar con los alumnos, posteriormente en el 2000 durante el sexenio de Vicente Fox me invitan a formar parte de un Centro Comunitario en el cual laboré dos ciclos escolares consecutivos; y ahí me agradó el trabajo con los alumnos en los niveles de  preescolar donde se empezaba a dar un nuevo enfoque a la educación, pero por causas personales tuve que dejar el trabajo.

En el año 2004 regresé a la labor educativa pero ahora incorporándome a un CEI (Centro de Educación Inicial) derivados del programa de inicial pertenecientes a SEP, y con un nuevo programa de educación Preescolar (PEP’04) el cual se me dificultó  entender el desarrollo por competencias mi práctica laboral, a partir de ese año y hasta el momento me sigo desempeñado como docente en preescolar, es donde se me da la oportunidad de ingresar a la universidad para continuar estudiando.

El ingresar a la Universidad Pedagógica Nacional me ha hecho crecer profesionalmente y darme cuenta la manera que se debe argumentar nuestra labor cotidiana dentro de las aulas comprendiendo los estilos de aprendizaje de las niñas y los niños que atendemos cada ciclo escolar, me ha hecho entender que debo ser una persona comprometida, responsable, que pueda afrontar nuevos retos; y comprender la importante que es la parte teórica en la práctica diaria ya que el compromiso que adquirí al estar frente a un grupo de personas que merecen ser respetadas y valoradas, que las nuevas generaciones deben de estar preparadas para la vida, y sobre todo en esta comunidad donde los niños carecen de manifestaciones de afecto por parte de sus padres, y en la escuela han encontrado con nosotras, la empatía que en casa no sienten, ya que nos lo han manifestado al decirnos que les gusta estar más tiempo en la escuela que en sus casas.

Me desempeño como docente del grupo Preescolar I en el colegio Elena Garro, mi grupo está conformado por 11 niños (8 niñas y 3 niños), de los cuales 2 son hijos de padres separados, viven con su mamá, 3 viven con sus abuelos maternos y son hijos de madres solteras que radican en E.U, y 3 de madres solteras que viven con ellos, la mayoría son hijos únicos, solo 4 cuentan con uno o más hermanos, por lo que presentan una conducta inadecuada, realizan constantes rabietas al no lograr lo deseado, característica de su edad, algo que se notaba en el lenguaje que utilizan al referirse a las personas al inicio me costó mucho trabajo lograr que no utilizaran ciertas palabras y comportamientos dentro del salón, tuve que realizar una clase con los padres para explicarles que me apoyaran con sus hijos para evitar este comportamiento dentro de la escuela, aunque aún no lo he podido evitar si es menos frecuente.

En mi desempeño dentro del aula, trato de ser una facilitadora en mi interacción con ellos, aunque al realizar mis observaciones del día me doy cuenta que en ocasiones caigo en el error de ser trasmisor, y sigo cayendo en una práctica tradicionalista, logrando que los niños sean participativos,  he obtenido que me brinden apoyo en casa,  pero solo  me apoyan algunos si es relacionado  para reforzar las actividades que están relacionadas con la lectura, escritura, y la lógica matemática pero si estas tienen que ver con la conducta, las prácticas de crianza, la demostración de afecto a sus hijos con el fin de que los niños mejoren su conducta.

Tengo un diplomado en “Relaciones interpersonales en relación escuela y familias” el cual me ha ayudado a mejorar la relación con los padres de familia y a observar mejor los entornos de cada alumno, ya que considero que como maestros todo lo que podamos aportarles a nuestros alumnos durante el tiempo que compartimos con ellos tiene que ser significativo para que logren los aprendizajes.

El principal motivo que me lleva a unirme a este blog es el poder compartir estrategias que cada una ha utilizado para mejorar su práctica docente en alguna situación problemática que se les presentó, el compartir como realizamos un día completo de trabajo bajo una problemática específica y los resultados que obtuvimos. El poder aportar material que utilizamos referente al desarrollo de destrezas matemáticas, lenguaje y comunicación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This