YULI SÁNCHEZ AGUIRRE

Lic. en pedagogía

Mi biografía

Soy Yuli Sánchez Aguirre, nací en el mes en que las jacarandas de la Ciudad de México están en su esplendor… un 16 de abril, hace 40 años. Mis padres Julie y Guillermo dejaron una gran huella de amor, unión familiar ante cualquier circunstancia de la vida y viven en mi corazón. Desde hace 18 años, estoy casada con un hombre que tiene un gran corazón y mi mayor tesoro es mi hijo, de 16 años. Tenemos una perrita llamada “Galleta” a quien queremos mucho desde que la adoptamos.

Crecí en la escuela como mi segundo y querido hogar, debido a que mi mamá era maestra de primaria; así que desde el vientre materno tuve el gusto de estar en el aula, escuchar las risas de los niños y asistir puntualmente cada día a clases. De ella heredé algo muy valioso…el amor por la docencia.

Estudié la Lic. en Pedagogía; he trabajado en Primaria, Carrera Técnica de Asistente Educativo, Bachillerato Tecnològico, como Coordinadora del área infantil en un club deportivo y como Directora Técnica en Preescolar; sin embargo, el puesto que ha sido más relevante en mi historia laboral es como Docente de Preescolar. Me llena de satisfacción enseñar a leer y escribir desde una perspectiva en la que el niño lo disfrute, escuchar sus hipótesis sobre el mundo y la vida en general, llevarlos al maravilloso universo del arte y desarrollar el gusto por las matemáticas. Bueno, y ni qué decir de los momentos de risas, de rodar en el pasto, de jugar a las escondidas y bailar para empezar bien el día.

En algún momento de la vida me enteré sobre un Jardín de Niños que me gustó por su publicidad, en ese momento supe que era el lugar correcto para mí, y no me equivoqué. Desde entonces, cada mañana voy a mi trabajo con gran alegría, pues he crecido como maestra y como ser humano. Pertenezco a un gran equipo de trabajo, me siento reconocida y querida.

Este año, lo inicié estudiando inglés los sábados y me he propuesto dominarlo.

Deseo participar en el blog de Moda Clau’s porque pienso que tengo la vocación y el amor por la docencia y puedo transmitir a otras personas algo de lo que la vida me ha regalado.

En el futuro, me encantaría seguir siendo maestra. Tal vez, cuando la juventud ya no me lo permita, me gustaría colaborar en la formación de maestros.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This